El secreto de cremas antiarrugas y serum que estimula el colageno

Hay infinidad de cremas antiarrugas en el mercado y todas prometen resultados increibles, la gran mayoría afirman haber descubierto algún componente con un nombre raro y que si lo buscamos vemos que tiene “buenas propiedades”, pero realmente ni lo conocemos ni sabemos si es tan efectivo como dice, pero si hay un componente en los que muchos medios como periódicos y prestigiosas webs de belleza apuestan es el Matrixyl, es una sustancia presente en algunas cremas y serum, tiene la función de duplicar la cantidad de colágeno y ya hemos visto la crucial labor que tiene esta proteína en lo que se refiere a la elasticidad de la piel.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Reading en Reino Unido fueron los que lo descubrieron y lo publicaron en la prestigiosa revista molecular Pharmaceutics, midieron la eficacia del péptido Matrixyl en el colágeno, y comprobaron que con una buena concentración aumenta la cantidad de colágeno producida por nuestro cuerpo. Hay que destacar que el estudio lo realizó un grupo sin ánimo de lucro, simplemente investigación, pues sí lo hubiera descubierto una empresa cosmética nunca se habría publicado y sería comercializado hasta la saciedad de forma secreta para ganar a la competencia. Fue financiada con una beca de fondos adicionales del Comité de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas, demostrando que los productos que tienen esta sustancia tienen beneficios directos y notables en la piel.

matrixyl-cremas-antiarrugas--644x362

Se cree que los tratamientos basados en estos péptidos podrían fomentar la producción de colágeno hasta tal punto que puede tratarse para tratar heridas, investigación con células madre y aplicaciones en cosméticos

Matrixyl es un ingrediente de sorprendente eficacia y de un precio razonable, aunque seguimos pagando fortunas por las cremas antiarrugas.

El componente lo fabrica una empresa francesa en Francia desde el año 2000, la empresa Sederma, y en la actualidad tienen propiedad de la patente, marcas como Dior, Olay o Ponds, se lo compran y lo utilizan, así lo han hecho incluso antes de que la patente fuera tan exclusiva, pues ya añadían este componente a sus cremas antiarrugas.

Unos estudios con personas  realizados en 2011 demostraron su eficacia antiarrugas, sobre todo alrededor de los ojos, donde la zona ocupada por arrugas disminuía casi un 68%

Al principio no fue algo tan importante pues los resultados no eran tan efectivos, muchas empresas evitaban publicitarlo en sus fórmulas para no contar sus secretos y justificaban ingresos en otras sustancias más sofisticadas como los ácidos grasos

¿Cómo funciona en la piel?

Las matriquinas son péptidos, o sea pequeñas moléculas formadas por unos pocos aminoácidos. Se encuentran en el tejido cutáneo rodeando a los fibroblastos, que son las células que fabrican el colágeno y la elastina. Podríamos comparar las matriquinas con los productos de desecho: en realidad, cuando el colágeno y la elastina se rompen se convierten en matriquinas.

Las fibras de colágeno sufren daño y se rompen continuamente debido, entre otras causas, a la exposición a los rayos solares. Y lo curioso es que estos péptidos, que no son más que restos de colágeno roto, son los que indican a los fibroblastos, mediante mensajes químicos, que lo fabriquen de nuevo. Y así se repone el colágeno hasta el nivel óptimo. Es como una gran planta de reciclaje dirigida por un ejercito de moléculas mensajeras, las matriquinas.

El fabricante del Matrixyl ha creado réplicas de las matriquinas de la piel en el laboratorio, diseñandolas artificialmente a partir de colágeno. Mediante la combinación de tres tipos de aminoácidos y ácidos grasos (como el palmitoyl pentapéptido-4) elabora tres ingredientes cosméticos patentados a base de matriquinas de diseño. Cada uno de estos activos funciona de forma distinta en la piel y se usa para remediar distintas manifestaciones del envejecimiento del cutis: de las patas de gallo a la flacidez cutánea.

Unos estudios con personas  realizados en 2011 demostraron su eficacia antiarrugas: los voluntarios usaron Matrixyl durante un mes y observaron que los efectos visibles del rejuvenecimiento cutáneo equivalían a casi dos años respecto a los voluntarios que no habían usado el producto. Pero lo que resultó más interesante fue que si los mismos voluntarios seguían con el tratamiento durante dos meses más su piel parecía casi seis años mas joven, sobre todo alrededor de los ojos, donde la zona ocupada por arrugas disminuía casi un 68%.

La explicación científica

Cuando los fibroplastos se bañan con matrixyl, empiezan a proliferar las proteínas de colágeno, ordenándose en fibras y formando una estructura, cuanto más firme y compacta mayor apariencia de juventud tendremos en la piel

Lo más recomendable es usarlo en serum, lo tienes en envases entre 15 mm desde 7,50€ a 60ml por 17,50€  que además incluye ácido hialurónico 100% orgánico para mejorar aún más la penetración de matrixyl en la piel

Fuentes: www.abc.es www.elblogdelapielsana.org

[Total:8    Promedio:3.1/5]

2 Comentarios

  1. ana
    • paqui

Comentar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *